Salud sin Daño y la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables presentan la herramienta de monitoreo del impacto climático, una calculadora única desarrollada para ayudar a las instituciones de salud de todo el mundo a estimar su huella de gases de efecto invernadero (GEI). 

Con esta herramienta, instituciones de todo el mundo van a poder determinar la huella de carbono de sus operaciones, identificar áreas prioritarias para la acción, y diseñar planes de mitigación especialmente adaptados a sus necesidades.

Esta nueva aplicación, disponible para miembros de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, permite establecer un punto de partida para medir, gestionar e impulsar objetivos y planes de mitigación, independientemente de la ubicación geográfica de la institución. 

Las instituciones que participan de la Carrera hacia el cero y del Desafío de la salud por el clima pueden utilizar esta herramienta para monitorear y reportar emisiones.

La herramienta de monitoreo del impacto climático estima las emisiones de GEI a partir de datos del establecimiento -principalmente de consumo energético, transporte, gestión de residuos y gases relevantes para el sector-, y calcula la huella climática mediante factores de emisión nacionales o locales. 

También permite a los establecimientos y sistemas de salud comparar su huella climática con la de instituciones similares de su país, su región y del resto del mundo. Asimismo, la herramienta proporciona acceso a una red de instituciones pares, cuyos miembros pueden compartir experiencias y recomendaciones mediante foros de discusión y una comunidad global de práctica. 

Disponible en línea y en hoja de cálculo descargable, esta herramienta también facilita la integración de las acciones de mitigación con otras estrategias ambientales, como la adopción de criterios de compras sostenibles.

Los miembros de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables tienen acceso exclusivo a la herramienta de monitoreo del impacto climático. Si está en Estados Unidos, puede unirse a través de Practice Greenhealth.

Si todavía no es miembro, este es un gran momento para unirse a la Red Global y obtener acceso a la herramienta de monitoreo, así como a otros recursos que ayudarán a su institución a transitar el camino hacia la atención sanitaria climáticamente inteligente.