Uno de los diez Objetivos de la Agenda Global de Hospitales Verdes y Saludables es sustituir los productos químicos por alternativas más seguras. Una de las acciones concretas más importantes de este Objetivo es la sustitución de termómetros y tensiómetros con mercurio por alternativas precisas y accesibles. Miles de hospitales en todo el mundo – muchos de ellos miembros de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables –  ya han hecho el cambio, y muchos más se están sumando diariamente.

Eliminar el uso del mercurio se convirtió en una tarea tanto urgente como más fácil de cumplir. El 19 de enero pasado en Ginebra, y como parte del texto definitivo de un tratado mundial sobre el mercurio, los gobiernos del mundo acordaron poner fin a la fabricación, importación y exportación de todos los dispositivos médicos con mercurio, siendo su eliminación gradual efectiva para el 2020. También pidieron la eliminación progresiva de su uso en amalgamas dentales,  una importante fuente de mercurio en el medio ambiente.

Haga clic aquí para ver el comunicado de prensa emitido por Salud sin Daño y la Organización Mundial de la Salud, en representación de la Iniciativa Global Cuidado de la Salud sin Mercurio.