El gobierno del estado mexicano de Guanajuato reafirmó su compromiso con la salud ambiental al sumar su sistema de salud a la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, iniciativa de Salud sin Daño. La membresía a la Red Global permitirá a los hospitales y centros de salud guanajuatenses acceder a herramientas, recursos y a una comunidad de práctica internacional que acompañará y facilitará su transición hacia una atención en salud ambientalmente sostenible. 

Como primer paso, 44 hospitales públicos del estado iniciaron un programa de capacitación organizado por Salud sin Daño, con foco en la Agenda Global para Hospitales Verdes y Saludables y en herramientas para monitorear el avance en los distintos objetivos que la componen.

Al respecto, el Dr. Daniel Alberto Díaz Martínez, secretario de Salud y director general del Instituto de Salud Pública del estado de Guanajuato, remarcó que la formación y la actualización profesional es primordial para el sector médico y exhortó a todos los sectores a ser congruentes en el tema de la salud para llegar a un objetivo común: cuidar el ambiente para que todos gocemos de salud, y a su vez, proteger el planeta.

«De no cuidar el ambiente, podrían ocurrir eventos catastróficos, como ya se están viviendo», destacó, por su parte, la Lic. María Isabel Ortiz Mantilla, secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial. Asimismo, detalló que el estado de Guanajuato ha registrado un incremento en la temperatura del 1.07 por ciento e hizo un llamado a la población a comprometerse con la causa con acciones que reflejen el cuidado del planeta.

En esta primera sesión, se capacitó al personal de los hospitales participantes en la gestión de los residuos generados en el sector de la salud, así como en compras sostenibles y energía. En particular, se puso énfasis en el uso de las herramientas que Salud sin Daño ha desarrollado para los miembros de la Red Global, que permiten monitorear el grado de avance y la mejora de la gestión ambiental. La sesión también hizo foco en los impactos del cambio climático sobre la salud humana y la importancia de movilizar la acción climática desde y dentro del sector salud. En este sentido, se abordó la huella de carbono del sector que, a nivel global, es responsable de más del 4,4 % de las emisiones netas de gases de efecto invernadero. El personal de los hospitales se capacitó en el uso de la herramienta de Monitoreo del impacto climático, desarrollada por Salud sin Daño, que permite estimar la huella de carbono de los establecimientos de salud y analizar su composición.

“El sector salud es uno de los más vulnerables ante los impactos del cambio climático, y a la vez, uno de los más contaminantes. Los establecimientos y sistemas de salud deben liderar con el ejemplo para proteger a la salud humana y planetaria de la crisis climática. El sistema de salud de Guanajuato hoy está asumiendo ese liderazgo y esperamos que otros se inspiren en su experiencia para avanzar en la misma dirección”, indicó Andrea Hurtado Epstein, gerenta del programa de cambio climático para América Latina en Salud sin Daño.

En las siguientes sesiones, programadas a lo largo de este año, las instituciones participantes llevarán a cabo un ejercicio de estimación de su huella de carbono en una jornada de trabajo conocida como Huellatón. Posteriormente, recibirán capacitación para traducir los datos que arroja la herramienta de Monitoreo del impacto climático en un plan de mitigación adaptado a las necesidades de cada establecimiento, y para desarrollar estrategias de compras sostenibles que les permita reducir las emisiones de su cadena de suministro.