El 15 de agosto de 2014, un grupo de coordinadores regionales de sustentabilidad de la Red Global visitó varios hospitales de la localidad de San Francisco, California. Uno de los hospitales visitados fue el UCSF Medical Center (dependiente de la Universidad de California), en donde conocieron algunos detalles acerca del sistema de gestión de residuos, además de otras iniciativas.

Este hospital trata sus propios residuos de riesgo biológico por autoclave en el mismo predio del hospital, con un sistema que evita la exposición del personal. El autoclave posee una plataforma que se acciona automáticamente, en donde se colocan los carros que contienen las bolsas rojas, que luego disponen los residuos en el autoclave sin que tengan contacto con el personal. Una vez terminado el ciclo, controlado mediante un panel automático (PLC), los residuos son volcados en una tolva para su compactación junto con los residuos asimilables a urbanos para su retiro y disposición final en un relleno sanitario. Las bolsas rojas utilizadas resisten la temperatura y no se adhieren al autoclave ni se rompen.

Este sistema, común en este tipo de establecimientos, minimiza la exposición del personal tanto del hospital como de quienes realizan el transporte de los residuos.
Para más información, lea la nota publicada en el sitio web del UCSF Medical Center (en inglés).