El objetivo general de este proyecto es demostrar que es posible reemplazar en Argentina las sustancias químicas peligrosas utilizadas habitualmente en los hospitales, además de elaborar materiales técnicos que permitan replicar la experiencia en otras instituciones de salud del país y de la región.

La firma del convenio, que se realizó en el auditorio del Hospital Dr. Roque Sáenz Peña de Rosario, contó con la presencia del secretario de Salud Pública de esa ciudad, Dr. Leonardo Caruana; la subsecretaria de esa misma dependencia, Dra. Gabriela Quintanilla, y el director del hospital, Dr. Gonzalo Pait.

DSCN0571En representación de Salud sin Daño, estuvieron presentes la responsable de Programas para América Latina, Dra. María Della Rodolfa, y la responsable técnica del proyecto, Lic. Antonella Risso. Luego del acto, se realizó un taller sobre químicos peligrosos en los establecimientos de salud, dirigido a los trabajadores de ese centro de salud y de otros hospitales públicos de la ciudad.

“Esperamos que este acuerdo permita, junto con la experiencia de otros hospitales del país, promover la sustitución de sustancias químicas peligrosas por parte del sector salud en Argentina”, explicó Verónica Odriozola, coordinadora regional de Salud sin Daño para América Latina. “De este modo, los hospitales van más allá de su compromiso de curar y atender la salud de la población, al evitar ser ellos mismos fuente de contaminantes que pueden afectar a los trabajadores y a la comunidad, y liderando un cambio en la dirección correcta”, agregó.

Alcance del convenio
Mediante este acuerdo, la Secretaría de Salud Pública de Rosario se compromete a impulsar la implementación gradual del proyecto en todos los hospitales de esa ciudad. Entre otros puntos, se buscará promover el reemplazo de la sustancia química utilizada en la esterilización -óxido de etileno- por tecnologías que no impliquen riesgos para la salud del personal ni contaminación ambiental.

Además, se compromete a reemplazar gradualmente limpiadores y productos que posean sustancias químicas peligrosas (ftalatos, Bisfenol A, retardantes de llama bromados, metales pesados, entre otros), impulsar la digitalización de los servicios de diagnóstico por imágenes y adoptar políticas de compras que permitan priorizar la adquisición de productos que impliquen un menor riesgo, tanto a nivel de salud laboral como por su potencial contaminante. Al mismo tiempo, la Secretaría de Salud Pública de Rosario impulsará el desarrollo de normas de procedimiento que permitan dar un manejo más seguro a las sustancias químicas peligrosas de difícil reemplazo.

Por su parte, Salud sin Daño brindará capacitación sobre posibles sustitutos y manejo seguro de sustancias químicas peligrosas, además de documentar la experiencia y diseñar materiales técnicos que permitan implementarla en otros hospitales del país y de la región.

El reemplazo
Las sustancias químicas que se reemplazarán han sido identificadas por Salud Sin Daño como de interés para la ejecución de la iniciativa Enfoque Estratégico para la Gestión de Productos Químicos (SAICM, por sus siglas en inglés), ente que financia el proyecto. En esta primera etapa, se ha elegido orientar la investigación y el trabajo hacia algunas de esas sustancias, priorizando aquellas de mayor peligrosidad o de uso frecuente en Argentina.

Antecedentes
Desde 2012, como parte de las primeras etapas de este proyecto, Salud Sin Daño ha estado trabajando con el Hospital General de Agudos Bernardino Rivadavia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña de Rosario en la realización de un plan piloto de sustitución y manejo seguro de sustancias químicas peligrosas. A partir de las visitas realizadas a ambos hospitales y a otros centros de salud de Rosario, se diseñaron las estrategias que permitirán implementar este convenio.

Compromiso con la salud ambiental
Tanto la Secretaría de Salud Pública de Rosario como el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña de esa ciudad son miembros fundadores de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, una iniciativa de Salud sin Daño que reúne a hospitales, sistemas de salud y organizaciones profesionales de todo el mundo que buscan reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental pública.

Para descargar el texto completo del convenio, con el detalle de las acciones que se realizarán, haga click aquí.

Para entrevistar a los referentes del proyecto o para obtener más información, por favor contáctenos.

Para descargar el comunicado en pdf, haga click aquí.